Pinceladas de Asturias

facebookTwiterYou Tubeinstagram

Visitas: 153788

¿Ya has abrazado hoy? Aún estás a tiempo :)

 

El abrazo es una de las formas más naturales y espontáneas de demostrar afecto.

Pero no sólo eso, un estudio realizado en la Universidad Carnegie Mellon de Estados Unidos ha demostrado que esta forma de contacto físico no sólo nos ayuda emocionalmente, sino que tiene efectos beneficiosos para nuestra salud.

Hoy, 30 de diciembre, se celebra el día Mundial del #abrazo. Una fecha especial antes de fin de año, para poder transmitirnos paz,  felicidad,  fuerza y positividad para el año que llega.

 

Cuando abrazamos liberamos el estrés, la ansiedad, la depresión y creamos una especie de confianza en nosotros mismos. El estudio afirma que cuando abrazamos a otras personas, la oxitocina, o más conocida como hormona del amor, incrementa y mejora la salud de nuestro organismo.

¿Cómo nos beneficia directamente la #abrazoterapia?

1. Reduce el estrés la ansiedad. Los abrazos reducen la producción de la hormona llamada cortisol, que favorece el estrés. Al reducir esto se aumenta la cantidad de serotonina y dopamina, que dan sensaciones de bienestar y tranquilidad.

2. Reduce la presión arterial. El sistema nervioso se activa, se libera la hormona oxitocina y activamos unos mecanorreceptores de la piel que son los encargados de reducir la presión arterial.

3. Mejora el sistema inmune. Según Karen Grewen, una de las investigadoras del estudio, los abrazos con las personas que queremos aumenta el nivel de oxitoxina; gracias a esta hormona recibimos grandes beneficios para el sistema cardiovascular.

4. Mejora el estado de ánimo. Cuando abrazamos se eleva la serotonina y por ello recuperamos poco a poco nuestro buen estado de ánimo.

5. Relaja los músculos. Los abrazos estimulan la circulación en los tejidos blandos y gracias a esto se pueden calmar dolencias musculares y liberar la tensión.

6. Genera confianza y seguridad. Los abrazos nos hacen sentir apoyados y en confianza, gracias a esto se genera una seguridad que favorece la comunicación, tanto con personas cercanas como con el público en general. Recibir un abrazo antes de hablar en público nos dará confianza y seguridad.

7. Eleva la autoestima. Muchos especialistas asocian la autoestima con el contacto físico que recibimos desde que somos niños. Las sensaciones que experimentamos a temprana edad nos marcan de por vida y con esto se incrementa nuestra capacidad de querernos y respetarnos por el resto de nuestra vida.

8. Reduce el riesgo de padecer demencia 

Los abrazos nos estimulan, nos dan tranquilidad y equilibran nuestro sistema nervioso, por esta razón los abrazos desde temprana edad pueden reducir, según los expertos, el riesgo de padecer demencia. 

9. Rejuvenece el cuerpo

Cuando abrazamos se estimula el proceso de transportación del oxígeno a los tejidos y gracias a esto nuestro cuerpo prolonga la vida plena de las células evitando que envejezcamos, dándonos más tiempo de juventud.

10. Tiene beneficios cardiovasculares.

Según Karen Grewen, investigadora, los abrazos con las personas que amamos aumenta el nivel de oxitoxina tanto en hombres como mujeres; gracias a esta hormona recibimos grandes beneficios para la salud del corazón y el sistema cardiovascular. 

 

Disfruta del poder de los abrazos. Todos necesitamos uno. :) #abrazosgratis