Pinceladas de Asturias

facebookTwiterYou Tubeinstagram

El Principado se interesa por el proyecto de transformación de SaintÉtienne como modelo para el barrio de la innovación de La Vega

El Principado ha mostrado su interés en el proceso de transformación realizado en Saint-Étienne como ejemplo para el desarrollo del polo de innovación que se baraja para la antigua fábrica de armas de La Vega, en Oviedo.

El consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha recorrido hoy las principales instalaciones vinculadas a la I+D+i de la ciudad francesa, en el marco de una visita institucional programada por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Oviedo.

Sánchez se ha reunido con el director de la misión Cité 2025, Xavier Chantre, encargado de uno de los proyectos estratégicos de la transformación de la ciudad; Denis Chambe, adjunto de Relaciones Internacionales de Saint-Étienne; Christophe Bernard, director de Emprendimiento, Enseñanza Superior, Investigación e Innovación, y Achour Beloucif, coordinador del Centro de Conocimiento para la Innovación.

El Gobierno de Asturias ha conocido los detalles del proceso seguido para transformar las instalaciones de la Fábrica Nacional de Armas (Manufacture Royal des Armes), con una extensión de 12 hectáreas, en la Ciudad del Diseño, donde se incluyen espacios para la innovación y el emprendimiento.

El consejero ha indicado que este tipo de visitas son importantes porque permiten “aprender de la experiencia que han tenido en la ciudad para desarrollar un barrio de la innovación en torno a La Vega”.

La delegación asturiana ha podido ver todas las piezas que han ido instalándose en el antiguo recinto fabril, que comenzó con la Escuela de Diseño y ha seguido con el centro de innovación de la universidad, viveros de empresas y alojamientos para el diseño y asesoramiento a grandes empresas. Ahora está en marcha el proceso para integrar este barrio creativo con el resto de la ciudad.

Sobre las futuras actuaciones en La Vega, Sánchez ha sido claro: “En la nave de cañones se va a implantar un polo biosanitario, que tratará de cerrar la cadena de valor que ya existe en nuestra comunidad, y se completará con una bioincubadora. También veremos si hay algún otro tipo de centro que esté conectado con éstos y que permita crecer a las empresas que se instalen, sobre todo del ámbito innovador".

Hasta hace unos años, la capital del departamento de Loira, a 60 kilómetros de Lyon, fue una importantísima ciudad minera (carbón y metal) e industrial, especialmente vinculada a la producción de armas, bicicletas, textiles y cintas para toda Europa. Distintas intervenciones han permitido dar un giro hacia la cultura y la innovación como motores de cambio.

"Con ejemplos como el de Saint-Étienne, podemos comprender mejor el rol que puedan jugar las administraciones, los diferentes modelos de gestión, la financiación y el objetivo estratégico de proyectos que se quieran instaurar en la fábrica de armas”, ha precisado el titular de Ciencia.

El consejero ha destacado especialmente el Centro de Conocimientos para la Innovación (CSI), localizado en plena fábrica de armas de la ciudad francesa, que agrupa en un mismo entorno todas las competencias interdisciplinares de formación e investigación de la Universidad Jean Monnet. Las instalaciones cuentan con 12.000 metros cuadrados.

A Saint-Étienne han acudido como parte de la delegación, el presidente y el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres y José Manuel Ferreira, respectivamente; el tesorero de la entidad, José Ángel García; el director de la Fundación para la Investigación Biosanitaria de Asturias (Finba), Faustino Blanco, y el director de Desarrollo Comercial y Estrategia de la Fundación Idonial, David González.