Pinceladas de Asturias

facebookTwiterYou Tubeinstagram

Visitas: 153899

Los alumnos asturianos se comprometen a limpiar los plásticos del río Cubia

Foto Asturias 4Aldeas Infantiles SOS ha celebrado esta mañana, en la Junta General del Principado de Asturias, un pleno infantil en el que 59 escolares de Infantil y Primaria de los colegios Asturamérica (Cudillero), Maestra Humbelina Alonso Carreño (Muros de Nalón) y Bernardo Gurdiel (Grado), se han convertido en diputados por un día y han llevado sus propuestas al hemiciclo.

 El presidente de la Junta General, Marcelino Marcos Líndez; la consejera de Educación, Carmen Suárez Suárez; el director del Instituto de Infancia, Carlos Becedóniz Vázquez; y el presidente de Aldeas, Pedro Puig Pérez, han asistido hoy a este pleno en el que los diputados infantiles han reflexionado sobre la importancia de movilizarse por un mundo más justo y más humano, en el que nadie sea dejado atrás. El valor del compromiso aplicado a los ODS es el protagonista de la presente edición del programa educativo “Abraza tus valores”, que llega a 50 colegios del Principado de Asturias y con el que trabajan 5.000 alumnos.

Del colegio Asturamérica ha ejercido como portavoz Pelayo Blanco Valle, (6º de primaria), que hizo el ejercicio de comprobar que los productos que usamos en nuestro día a día: leche, mantequilla, ropa, etcétera, no venían de España sino de países lejanos, con lo que esto conlleva en contaminación y gasto de combustibles no renovables que se van agotando: “debemos comprometernos con nuestro entorno y consumir productos de la zona donde vivimos”.

A continuación, tomó la palabra Juan Bermúdez Fernández del colegio Maestra Humbelina Alonso Carreño, también de 6º de primaria, que hizo un repaso histórico desde cuando los científicos empezaron a notar que el planeta se estaba deteriorando, hasta concluir con una petición a los gobiernos y organizaciones: “todas las acciones que los ciudadanos emprendan serán inútiles ya que si, por ejemplo, no se fomentan las energías renovables, no van a poder llegar las energías solar y eólica a nuestras casas”.

Como primer representante del colegio Bernardo Gurdiel intervino Lucas López Ávarez (6º de primaria) que eligió centrarse en el agua limpia y saneamientos: “En el verano, algunos pueblos de nuestro concejo no tienen suficiente agua por lo que es necesario recurrir a camiones cisterna”.

Y el último portavoz en ocupar la tribuna de oradores, del mismo colegio, fue Inés Menéndez González (6º de primaria): “…no somos políticos, ni siquiera adultos, y hay muchas cosas de las que no sabemos mucho… pero hay otras de las que sí entendemos y sabemos…”, para a continuación hablar de la tala de bosques, de los vehículos contaminantes, etcétera.

Tras los discursos, los cuatro portavoces asturianos han presentado una serie de compromisos y se ha abierto el turno de votaciones. Todos los diputados infantiles han pasado por la urna para decidir su propuesta favorita y comprometerse a cumplir la elegida. La más votada ha sido “limpiar los plásticos del río Cubia en el tramo que pasa por nuestro pueblo”, seguida de “revisar las etiquetas de los productos que compro”. Por último, los alumnos se han comprometido a “no tirar basura al agua ni al suelo” y a “plantar cada uno y cada una un árbol en el colegio”.  

Con la presente edición de estos programas, Aldeas Infantiles SOS ofrece una visión general sobre los 17 ODS e invita a todos los escolares de nuestro país a movilizarse por un mundo más justo y más humano, en el que nadie sea dejado atrás. Según el presidente de la organización, Pedro Puig, “la Agenda 2030 debe ser una agenda común, compartida por todos, incluidos los niños y las niñas; ya que solo a través de las pequeñas acciones cotidianas conseguiremos cambiar realidades más complejas y poner freno a la pobreza, a la desigualdad o a la violencia”.

Aldeas Infantiles SOS lleva más de veinte años acercando los valores al entorno escolar a través de estos programas. Con ellos, se promueve la reflexión y el diálogo sobre los valores humanos esenciales entre los alumnos, los profesores y las familias, con el objetivo último de forjar mejores personas y ciudadanos más responsables. 

“Todos podemos emprender acciones para que las cosas cambien, para contribuir a que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se cumplan y para que ningún niño se quede atrás; solo necesitamos tres cosas: compromiso, constancia y confianza”, asegura Pedro Puig. “Y si desde las edades más tempranas nos hacen ser conscientes de este enorme potencial y de este súper poder que tenemos, más fácil será conseguir hacer de este mundo un lugar más justo y habitable para todos”. 

En 2015, 193 países aprobaron 17 objetivos y 169 metas asociadas que establecían el marco global de desarrollo para los 15 años siguientes en las esferas social, económica y medioambiental. Aldeas Infantiles SOS participó activamente en el proceso de elaboración de la Agenda 2030 y logró, junto a otras organizaciones, que los niños que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo no fueran olvidados.

Además, con estos programas Aldeas Infantiles SOS contribuye al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2030 (ODS) número 4: “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.