Pinceladas de Asturias

facebookTwiterYou Tubeinstagram

Visitas: 131669

#Pinín continúa desgranando el alma femenina en su trabajos

Lápiz carbón sobre papel100x70 cmsLápiz carbón sobre papel100x70 cms1Lápiz carbón_sobre_papel100x70_cmsEnrique Pinín#EnriquePinín, da rienda suelta a la magia del lápiz para recorrer silencios, pasiones, errores, deseos, frustraciones e hilar con ellos una partitura de encuentros y desencuentros.

Atrapado por la incertidumbre, por las infinitas posibilidades de descubrir y ser descubierto, de adivinar y adivinarse, de confirmar lo inventado, de vivir y disfrutar lo prohibido, el artista se deja seducir por el misterio que encierran las mujeres.
Pinín desgrana lo esencial del alma femenina: su gesto, su mirada, su abandono..., con una sensualidad que provoca el deseo de embriagarse en ese mundo que se asoma a nuestro encuentro, pero manteniendo siempre la ambigüedad y el desafío, mientras capta la esencia de la vida y de la muerte, los sentimientos y todo aquello que ni se puede tocar, ni se puede ver. A veces es un poeta que pinta y otras un pintor que escribe.
Enrique Pinín, está hecho de muchas vidas y de varias muertes. Exhibe, una vez más, su extraordinario trabajo como dibujante con la maestría de los que no sólo conocen bien su oficio y la técnica, sino con la de aquellos orfebres del alma humana que, embargados por la humildad que les encubra a altura de los dioses, desmantelan, sutilmente, las capas de cebolla que envuelven a toda mujer para recrearse en ella y entregarle lo mejor de sí mismo, su alma de creador en imágenes que se escriben y letras que se dibujan.

Ya lo dice  Ana Cristina Pastrana, cada rostro es una ventana, una invitación a descubrir el misterio que se mueve tras la máscara. La tentación de traspasar los límites de la incertidumbre y poseer la esencia es lo que nos seduce, nos atrapa. Es nuestra fantasía la que magnifica cada gesto, la que discurre por cada imperfección, la que barrunta entre las luces y las sombras ajenas, la que se pierde entre la niebla para destapar los sueños que nos ayudan a seguir viviendo.