Pinceladas de Asturias

facebookgoogle+TwiterYou Tube

Visitas: 89533

La compañía Teatro Yeses, Premio Max al Aficionado a las Artes Escénicas 2017

yesesReclusas del Centro Penitenciario de Alcalá de Henares conforman este grupo de teatro reintegrador que cuenta con más de 30 años de trayectoria

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas da a conocer hoy, 10 de mayo, elPremio Max al Aficionado a las Artes Escénicas 2017 que ha sido otorgado al  Teatro YESES . El comité  ha destacado su larga trayectoria como proyecto que favorece la reinserción de las presas a través de la cultura y la interpretación, abordando textos teatrales de fuerte carga social y política y que reivindican la figura de la mujer en la sociedad. Elena Cánovas, directora de YESES, recibirá el galardón el próximo 5 de junio en la gala de la XX edición de los Premios Max de las Artes Escénicas que organiza la Fundación SGAE, con la colaboración de la Generalitat Valenciana, en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia. 

En 1985, la funcionaria de prisiones Elena Cánovas creó en la madrileña cárcel de mujeres de Yeserías el grupo de Teatro YESES que, desde entonces, ha llevado a escena más de 50 montajes con una complejidad técnica y artística que se supera año tras año. Una actividad que ahora se reconoce con el Premio Max Aficionado y que Cánovas recibe como “un privilegio que otorga visibilidad al teatro carcelario y sirve de ejemplo para que otras instituciones se animen con esta experiencia reintegradora que lo colma todo”

Tres décadas de trabajo y más de 800 mujeres han formado parte de esta compañía “única” que desde el principio se propuso “superar los límites de un mero taller carcelario”, afirma la directora. “El camino ha sido difícil, pero hemos conseguido que las presas giren por todo el mundo, hemos actuado en teatros y festivales en el exterior, contamos con la participación de artistas profesionales y un público propio. Ahora somos una familia”, continúa.  

A través del teatro, las mujeres interpretan y disfrutan de una experiencia que les permite crecer, conocer ideas y desarrollar valores humanos. “La cárcel es muy dura e ingresan con miedo, depresión, desorientadas… Muchas de ellas no tienen cultura, nunca han asistido a una función de teatro y hay que arañar en su ser para que se expresen. Sin embargo, todas estas limitaciones contrastan con su empatía, entusiasmo y espontaneidad sobre el escenario”, explica.   

De este modo, Teatro YESES nació para demostrar el trabajo positivo de los centros de reclusión y, sobre todo, para proporcionar estímulos a las reas. “Cuando se ilusionan con el proyecto, crecen y toman conciencia de que su vida es importante. El teatro les eleva la autoestima, el trabajo en equipo desarrolla sus valores de convivencia, solidaridad y fraternidad y, por tanto, les ayuda a la reinserción social”, destaca

Pese a todo lo conseguido, Cánovas echa la vista atrás y recuerda unos inicios duros, repletos de limitaciones. "Me encontré con unas cárceles rígidas, con uniformes, en las que estaba mal visto establecer vínculos entre funcionarias y reclusas. Yo quería cambiar aquello a través del teatro", prosigue.   

Más de 50 montajes y tres décadas después, las Yeses han recibido numerosos premios de teatro y en el camino se han encontrado con la complicidad de actores de prestigio. Pepe Viyuela, Antonia San Juan o Loles León son solo algunas de las caras conocidas que han interpretado junto con las reclusas el repertorio de la compañía, piezas que combinan obras clásicas y contemporáneas con textos de creación colectiva y que, ante todo, reivindican el valor de la mujer. “Siempre elegimos espectáculos contra actitudes machistas, que hablen de la igualdad y la justicia social con un tono irónico y cómico, no queremos obras dramáticas, y si no los encontramos, los construimos”, detalla Cánovas.   

Poco a poco, ese pequeño taller de teatro ha roto con los paradigmas penitenciarios tradicionales, ha espoleado las mentes de aquellos que veían la actividad con escepticismo y ha abierto una ventana a las reclusas demostrando así que “la cárcel no es un castigo sino una oportunidad de aprendizaje”, concluye.      

Teatro YESES nace en la antigua cárcel de mujeres de Madrid Yeserías en 1985, pasando unos años más tarde a la prisión de Carabanchel Mujeres. Actualmente tiene su sede en el Centro Penitenciario de Madrid I Mujeres en Alcalá de Henares. Elena Cánovas dirige este taller que, desde su inicio, quiso parecerse a los grupos del “mundo libre”.

Desde entonces han realizado alrededor de 50 montajes teatrales, han desarrollado sus propios textos como Mal Bajío,La balada de la cárcel de Circe o Ahora que vamos deprisa, vamos a contar verdades y han emprendido giras por todo el mundo. Entre ellas, destaca su participación en el Encuentro Europeo de Teatro y Prisión, celebrado en Berlín en el año 2000. Además, esta experiencia fue retratada por la realizadora Belén Macías en su opera prima El patio de mi cárcel.     

Teatro YESES cuenta con el accésit al Premio Calderón de la Barca, Premio Dionisos de Teatro a proyectos teatrales de gran repercusión social, otorgado por UNESCO en 2007 y el Premio Mujeres en Unión 2008, concedido por la Unión de Actores, entre otros. Además, la labor de Elena Cánovas ha sido reconocida con la Medalla al Mérito Penitenciario en 1997.   

En la actualidad, Elena Cánovas se encuentra inmersa en la presentación de un libro con motivo del trigésimo aniversario de la compañía. Tres décadas de trabajo, que han servido para reinsertar al 98% de las presas que han participado en Teatro YESES.    

 

Forma parte de la “familia” de Pinceladas de Asturias :)

Visita nuestra web

Síguenos en las redes sociales

Envíanos actividades

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.